Salsa boloñesa

Salsa boloñesa con soja texturizada

¡Hola!

Hoy os traemos una receta de salsa boloñesa a nuestro estilo con soja texturizada.

La soja es una legumbre, con forma similar a un haba, para obtener la soja texturizada hay que secar y deshidratar las habas de soja. Es un proceso de altas temperaturas, presión, deshidratación…pero que no se le añade ningún tipo de aditivo ni conservante.

Se puede encontrar en varias texturas, gruesa, grueso medio y fina. Nosotros para esta receta la hemos utilizado fina. 

Truquillo: Si no encontráis soja texturizada fina, podéis poner la gruesa en un procesador de alimentos y darle unos toques para triturarla un poco. 

Uno de nuestros mayores miedos cuando nos hicimos veganos era no encontrar un sustituto de la boloñesa que tanto nos gusta para acompañar la pasta o una rica lasaña.

Con esta receta de salsa boloñesa os aseguramos que no vais a notar la diferencia. ¡Ni los niños ni los adultos la notan!

Os contamos algunas cositas sobre la soja texturizada:

Es alta en proteínas, casi el 50% de su peso lo és, además de alta calidad.

Sin grasas.

Alto aporte de fibra.

Contiene calcio, potasio, fósforo y vitaminas del grupo B.

Tiene un gran aporte de hierro, ideal si sueles padecer anemia.

Sacia con facilidad sin aportar gran cantidad de calorías.

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 gramos de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 55 gramos de soja texturizada
  • Leche de avena ( 5-10 ml.)
  • Vino tinto
  • Orégano
  • Tomillo
  • Semillas de chía
  • Sal

Preparación:

  • Rallamos la cebolla y la sofreímos 
  • Una vez esté dorada, añadimos la soja texturizada y la hidratamos con vino tinto hasta que se empape por completo ( el excedente de vino se evaporará)
  • Evaporado el vino en su totalidad, añadimos orégano de manera generosa, tomillo en menor cantidad y mezclamos.
  • Añadimos el tomate junto con un puñado de semillas de chía, un chorrito de leche de avena y  sal generosamente. Removemos ( este proceso lo haremos lo más rápido posible porque el tomate enseguida empieza a salpicar).
  • Tapamos con una tapa la sartén bajamos el fuego y lo vamos removiendo cada cierto tiempo para evitar que se pegue durante unos 15 minutos.
  • Apagamos el fuego y ya tenemos la salsa lista para servir.

¡Esperamos que la disfrutéis! Nos encantará ver vuestras creaciones, podéis compartirla con nosotros en Instagram.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *